ncs-blog-pinos

Josep Maria Pinós

Director NCS (Barcelona)

13/11/2018 Hoy en día, muchas empresas buscan un sistema ERP para su compañía, pero ¿qué es exactamente un ERP y en qué puede beneficiar a una empresa?

ncs-blog-nov2018-erp-no-iniciados

Definición de ERP

Según la fuente a la que consultemos, y echando mano de Internet, nos encontramos con diversas definiciones:

Los sistemas de planificación de recursos empresariales son sistemas de gestión de información que automatizan muchas de las prácticas de negocio asociadas con los aspectos operativos o productivos de una empresa.

Las aplicaciones ERP son sistemas de gestión global para la empresa. Se caracterizan por estar compuestos por diferentes módulos. Estas partes son de diferente uso, por ejemplo: producción, ventas, compras, logística, contabilidad (de varios tipos), gestión de proyectos, inventarios y control de almacenes, pedidos, nóminas, etc.

Fuente Wikipedia

Son un tipo de software que permite a las empresas controlar la información que se genera en cada departamento y cada nivel de la misma, y con la intención de INTEGRAR los departamentos, donde antes había un sistema de información especializado para cada órgano de la empresa. Los ERP son capaces de generar una base de datos limpia, donde se gestione la información en tiempo real y se pueda obtener los datos requeridos en el momento que se desee.

Fuente Gestiópolis

¿Te has preguntado alguna vez cuánto tiempo dedicas para obtener tus informes de ventas? ¿Y cómo afecta a tus resultados? ¿Sabías que Las empresas con un mejor acceso a la información crecen un tercio más rápido que el resto?

El término ERP se refiere a Enterprise Resource Planning, que significa "sistema de planificación de recursos empresariales". Estos programas se hacen cargo de distintas operaciones internas de una empresa, desde producción a distribución o incluso recursos humanos.

Los sistemas ERP suponen una inversión estratégica para las empresas y, como tal, desde las compañías de consultoría debemos centrarnos en ayudar al cliente a conseguir la información clave que nos permita analizar el ROI (retorno de inversión). Esa será la clave para ganarnos la confianza del cliente y sentar la base para un proyecto de éxito.

Con el software de gestión empresarial adecuado, el acceso a la información es más rápido, más simple, además de más flexible y seguro.

¿Qué aporta un ERP?

- Automatización de procesos de la empresa

- Disponibilidad de la información de la empresa en una misma plataforma

- Integración de las distintas bases de datos de una compañía en un solo programa

- Ahorro de tiempo y costes

Riesgos y cómo afrontarlos

El inconveniente más común suele ser el coste del software ERP. Esto se debe normalmente al nivel de personalización que necesita un sistema ERP para cubrir las necesidades de la empresa: a mayor nivel de personalización, mayor precio. Además, algunos de los costes que un ERP conlleva pueden aparecer de forma posterior a su instalación y adquisición, lo que se denomina costes ocultos.

Por eso es clave a la hora de tomar la decisión de invertir en un ERP, priorizar el TCO (coste total de propiedad), que deberemos calcular a un mínimo de 10 años, el periodo de vida útil habitual en este tipo de soluciones. Tendremos en cuenta para el cálculo conceptos como licencias, mantenimiento anual (versiones y evolutivo), servicios de soporte al usuario, implementación inicial y de mejora contínua, actualización del hardware, etc.

Precisamente en este último punto, encontramos otra de las encrucijadas del momento: seguimos comprando servidor? Granja de servidores, incluso en sistemas tipo SAP? Y las copias de seguridad? BB.DD., antivirus, redundancia, velocidad de los discos, enracable... Y así un sinfín de conceptos más que nos aportan poco valor pero muchos problemas y aumento de ese TCO tan importante. Pues bién, la respuesta es CLOUD!.

Peor solución + Mejor partner = ÉXITO
Mejor solución + Peor partner = FRACASO

El término ERP se refiere a Enterprise Resource Planning, que significa "sistema de planificación de recursos empresariales". Estos programas se hacen cargo de distintas operaciones internas de una empresa, desde producción a distribución o incluso recursos humanos.

Los sistemas ERP suponen una inversión estratégica para las empresas y, como tal, desde las compañías de consultoría debemos centrarnos en ayudar al cliente a conseguir la información clave que nos permita analizar el ROI (retorno de inversión). Esa será la clave para ganarnos la confianza del cliente y sentar la base para un proyecto de éxito.

Un sistema ERP es adecuado para todo tipo de empresas, tanto multinacionales como PYMES. Además, gracias a los distintos módulos personalizables, cualquier empresa de cualquier sector, puede personalizar su propio ERP

Es necesario encontrar ese socio tecnológico que entienda el negocio y nuestros procesos, que disponga de una metodología ágil centrada en desarrollar un proyecto medible y controlable. Para ello será clave el equipo de trabajo conjunto que se establezca entre el director del proyecto y su equipo, junto a la dirección del cliente y sus usuarios clave. Deberemos tener un plan de proyecto con hitos conseguibles y procurar no desviarnos de él, dejando para siguientes fases de mejora contínua aquello que vaya surgiendo con la propia implantación, a no ser claro está que sea crítico.

La mayoría de los ERP tienen carencias a la hora de explotar la ingente cantidad de información que almacenan. Para subsanarlo, existen soluciones de mercado orientadas a la integración o Business Intelligence, permitiendo realizar informes sobre el estado de su empresa directamente con los datos del sistema transaccional. Esto ofrece un nivel de conocimiento detallado y actualizado del estado de la empresa que resulta indispensable a la hora de analizar y mejorar procesos internos como ventas, la organización u otros aspectos clave de una compañía.

¿Qué empresas necesitan un sistema ERP?

Un sistema ERP es adecuado para todo tipo de empresas, tanto multinacionales como PYMES. Además, gracias a los distintos módulos personalizables, cualquier empresa, sin importar los diferentes procesos que tenga o el sector al que pertenece, puede personalizar su propio ERP.

NCS confió ya hace tres años en la plataforma ekon de Unit4 para afrontar los proyectos que demandan nuestros clientes de múltiples sectores, por su máxima flexibilidad a la hora de adaptarse a las necesidades de negocio de cada uno de ellos, por tener el TCO más bajo del mercado gracias a la plataforma tecnológica de la que se sirve para seguir creciendo cada año desde 1998 y por la capacidad que ofrece de ser 100% CLOUD de forma natural desde antes que ningún otro.